" Porqué los cabrones ríen y los honrados padecen, Porqué no puedo ser libre si no hago daño a nadie"

martes, 23 de noviembre de 2010

La esperada respuesta

Esta entrada es como una continuación a la entrada anterior. Pude saber la respuesta a la pregunta que me he preguntado toda mi vida. ¿Cómo una mujer puede consentir que le hagan daño y luego quererlo a él encima?.
La naturaleza a veces se muestra muy cruel y parece ser que a ellas las han dotado de tener esto. Lo hacen por naturaleza al igual que por ejemplo aparentar estar bien cuando estar mal. No tiene mucha explicación, solo que cuando una mujer es maltratada por alguien ella se siente culpable y hasta siente pena por su maltratador. Al sentir pena es inevitable que llegue hasta quererlo. Al quererlo no quieren irse de su lado y están dispuestas a pagar el precio del sufrimiento y el dolor. hay que entenderlas, porque ¿Le harias daño a una persona que quieres? ¿Es muy difícil verdad?
Cuando esas personas maltratadoras se van de su vida, queda el dolor y ese daño. Es muy difícil que se recuperen de tanto sufrimiento pasado. Están con la autoestima por los suelos, muchas piensan en suicidarse aun habiendo acabado todo, son desconfiadas porque tienen miedo de que les vuelvan a pasar lo mismo. La única medicina para reparar ese daño es que vuelvan a ser felices, vuelvan a reir y ser aquellas personas que siempre fueron antes de que llegase el dolor a su vida.
Esto forma parte de un ciclo y cuando pasa el tiempo y todo ese daño va quedando en el baúl de los recuerdos, de nuevo están a merced de que vuelvan a confiar en otra persona que se convierta en un nuevo maltratador y de nuevo vuelvan a pasar por la misma situación. Vulnerables al sufrimiento.
me encantaria tener el don de poder ayudar de verdad a una persona que sufre porque otr@ le hace sufrir. Pero he aprendido que no puedo hacer otra cosa que sea dar apoyo y ánimos a esa persona. Me duele no poder ayudarlas de verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario