" Porqué los cabrones ríen y los honrados padecen, Porqué no puedo ser libre si no hago daño a nadie"

viernes, 7 de octubre de 2011

La guerra entre el corazón y la razón




Podemos comparar los sentimientos cómo un mito. Son algo abstracto que no podemos tocar, sentir u oler pero que dicen que están ahí presentes en cada ser humano. Pongamos cómo ejemplo un sentimiento como el amor, nadie ha visto al amor, nadie lo ha olido o lo ha palpado con sus manos... y al igual que un mito se compone de varios relatos. Relatos que que multitud de personas han ido hablando acerca de aquello que se hace llamar amor. Cómo mito que es, debemos creerlo porque así nos lo han dicho. trata de explicar algo que la razón no ha podido explicar por completo. Sólo la ciencia ha podido averiguar que este sentimiento al igual que cualquier otro, se produce debido a unas reacciones químicas que se producen en el cerebro interactuando con ciertas hormonas. Esta es la única razón que se le puede dar un sentimiento como el amor. ... y dicen que los sentimientos proceden del corazón, otro mito más cuando se ve que proceden de nuestro cerebro. El mismo lugar donde habita la razón.


En la antigua Grecia nació el mito. Se le daba una explicación rápida, metafórica y en gran parte espectacularmente fictícia a un hecho o a un objeto inanimado. Con la aparición de la Filosofía y el uso de la razón el mito fue desapareciendo. Hoy día podemos estar seguros de que los mitos están a la orden del día. Y en casos como este se han llegado a convertir en algo peligroso para el ser humano. ¿Por qué? porque entregamos nuestro cuerpo y alma a algo abstracto y algo que la razón no puede explicar, porque el que se diga eso de las reacciones químicas en el cerebro, eso no es una explicación válida. Cuando una persona se enamora, ¿por qué pierde por completo la razón? sí es muy bonito eso que dicen de: "dejarse guiar por los sentimientos y no pensar en nada más"


Me asombra ver personas que han acabado destruidas por completo por haberse entregado enteramente a este sentimiento. Por no usar la razón. Si es que dicen que es imposible dominar los sentimientos con la razón, si eso dicen, también se dice que Hércules separó el estrecho de Gibraltar con sus propias manos.


hay gente enamorada que prefiere estar con la persona que ama antes que con sus amigos, y ahy es donde deberían pensar, ¿cómo saben que pueden confiar ciegamente en la persona que aman? ¿Sólo porque lo fijan unos cánones de esta sociedad? ¿Si amas a alguien tienes que dar por hecho que todo siempre saldrá perfecto y debemos ilusionarnos por el futuro con el que soñamos?


Ese es el gran error, damos por hecho algo incierto. Es lo mismo que si esa persona dijera que está 100% convencida de que fue verdad que Hercules separó el Estrecho de Gibraltar con sus propias manos.


¿Qué científico ha demostrado alguna teoría que demuestre que existe el eterno amor, cómo para confiar ciegamente en él?


Lo más gracioso por así decirlo ya que más que como una gracia yo lo veo cómo una desgracia, es eso de tropezar una y otra vez con la misma piedra. Últimamente se está poniendo de moda el querer a una persona que unas veces te quiere mucho y otras te hace sentir la persona más infeliz del mundo.


No sé si andaré por un camino equivocado, pero yo antes creía en eso del destino, el Karma era mi devoción y prácticamente yo no era ni una persona si no más bien solo era un sentimiento o una mezcla de ellos. Hoy día me he desengañado pienso que el éxito en la vida no lo vas a encontrar a través de los sentimientos.


Una persona sensible hoy día es cómo un caracol sin su caparazón. Y yo doy gracias de haber pasado de ser babosa a ser caracol. Protegido del exterior, al contrario de una persona sensible, evitas esos sentimientos que acaban con muchas personas y hacen que no puedan progresar en sus vidas, cómo por ejemplo el sentimiento de la tristeza.


La vida es cómo una guerra, donde contínuamente estamos luchando en una batalla que durará hasta el último de nuestros días. Los sentimientos son las flechas que nos lanzan el enemigo, si tienes tu armadura te protegerás de que te hieran, de lo contrario ya os podeis imaginar, sólo hay que echar un vistazo a algunos de vuestros amigos que andan deprimidos.


Sé que no es fácil controlar el corazón con la razón, pero pobre de aquel que diga que no puede lograrlo. Yo lo he podido conseguir, Por qué no cualquier otra persona. todo está dentro de nuestra mente, ¿Sabéis de que material está hecha esa armadura? de sabiduría. No vale sólo vivir malas experiencias y contarlas cómo experiencias que has vivido, eso no sirve para que madures porque así volverías a caer de nuevo en la misma piedra. Cuando tengas una mala experiencia y la superes, debes pararte a pensar, analizarlo todo con detalle y sacar conclusiones. preguntate el porqué de todo, el porqué estabas triste, el porqué te había pasado algo así, cómo lo has logrado superar...


Así es como acabas controlando finalmente tu corazón con la razón. Dice el dicho hay razones que el corazón no entiende, pero si que la razón puede entender al corazón. Quién no lo crea así es porque no sabe verlo.


Una cosa que siempre vas a necesitar en tu vida, ya que esa será tu armadura cuando las flechas de los sentimientos te ataquen.


Sé que suenan muy frías estas palabras pero solo soy realista. Después de haber meditado mucho sobre este tema, llegué a esta conclusión. Cúando una persona de mi entorno está deprimida siempre le doy el mismo consejo, esté que acabo de escribir aquí. Esto suena más frío que lo anterior, pero si no me hace caso, acabo por olvidarme del problema de esa persona, ya que una persona por muchos consejos que le des no va a salir adelante si no tiene fuerza de voluntad y si no quiere... entonces sería tonteria que le siguieras dando más consejos que fueran absurdos. Y el estilo tradicional de dar ánimos cómo es: "venga no estés triste animate" y ya está ese no es mi estilo, no lo considero algo constructivo que vaya a ser de mucha ayuda. Dar ánimos debería ser cómo el libro de instrucciones de un mando a distancia, todo claro y siguiendo unos pasos para así poder llegar hasta el final y salir del túnel.


Me despido por hoy. Por último deciros:


"Que la razón se apiade de vuestras almas desnudas"

No hay comentarios:

Publicar un comentario